jueves, 26 de julio de 2018

Cirugia reconstructiva en pacientes que han sufrido un cáncer de mama

Cirugía reconstructiva  mamaria en pacientes que han sufrido un cáncer de mama

Hasta hace algunos años, la única preocupación de las mujeres a las que se les diagnosticaba un cáncer de mama era erradicar la enfermedad. Si bien hoy sigue siendo esta la principal prioridad —obviamente—, una nueva inquietud ha comenzado a cobrar cada vez más fuerza en las pacientes: cómo reconstruir el pecho afectado tras una de las necesarias operaciónes esteticas.
Es por ello que las operaciones estéticas  para recomponer el seno operado son cada vez más variadas, y, a su vez, la razón por la que el cirujano plástico madrid se ha convertido en una figura imprescindible en el nada sencillo proceso por el que debe pasar toda mujer con cáncer mamario.https://clinicagranadotiagonce.com/gallery/cancer-de-mama/

Aunque es cierto que no todas las pacientes deciden someterse a la cirugía tras la operación para eliminar el cáncer, la gran mayoría de ellas sí se asesora previamente y acepta con rapidez que la reconstrucción es la mejor manera de dar por finalizado el proceso. El motivo de que algunas mujeres desestimen la cirugía estética madrid se debe, en la mayoría de casos, a los rumores que han ido expandiéndose en el imaginario colectivo: pasar por la cirugía aumenta el riesgo de que el cáncer vuelva a aparecer, hace más complicado que este sea reconocido con facilidad, implica el riesgo de que la curación sea mucho más lenta, etc. Pero la realidad es muy distinta: ninguno de estos riesgos es real.
De hecho, la ciencia ha demostrado que la cirugía plástica tras la operación para extirpar el cáncer no tiene más que efectos positivos en la paciente. 

No es difícil advertir cuáles son dichos beneficios, entre los cuales el principal es la mejora de la autoestima de la mujer operada a nivel general. Tras la cirugía reconstructiva , la paciente podrá mirarse al espejo y reconocerse a sí misma sin la sensación de que le falta algo, se sentirá más segura en sus relaciones sexuales y evitará tener la marca indeleble que le recuerde la enfermedad que un día sufrió, por enumerar solo algunas de las consecuencias positivas más evidentes.
Resultado de mastectomía en Clinica Granado Tiagonce

Tipos de cirugía reconstructiva mamaria


El procedimiento quirúrgico más habitual tras la operación de un cáncer de mama es la reconstrucción del pecho operado en cuestión, para lo cual existen varias técnicas quirúrgicas. La más común es la colocación de un expansor que, durante los meses posteriores a la operación y de manera progresiva, irá siendo rellenado con suero con la finalidad de que la piel de la mama vaya dilatándose de forma adecuada. Una vez haya adquirido el tamaño idóneo, el expansor será sustituido por una prótesis de gel cohesivo de silicona. Lo más recomendable es que esta operación se realice justo después de la mastectomía, ya que si se espera a que la piel cicatrice, esta estará en peores condiciones para volver a ser tratada.  

Otra operación muy frecuente es la eliminación de la glándula mamaria del pecho sano, con la intención de que un nuevo cáncer no afecte a esta. En este caso, la reconstrucción descrita anteriormente sería realizada en ambos pechos para conseguir la simetría deseada. Además, y en caso de que la paciente no desee extirparse la glándula mamaria del pecho sano, cabe la posibilidad de realizar una operación mucho más sencilla: que este sea operado solo con fines estéticos —para que ambos senos queden igual.

Asimismo, cada vez son más mujeres las que optan por la llamada ‘mastectomía preventiva’.
Esta suele realizarse en pacientes genéticamente predispuestas a sufrir cáncer de mama. La sustitución de las glándulas mamarias por implantes, realizando una mamoplastia de aumento. Esta es una de las operaciones estéticas que lleva dando excelentes resultados desde hace años, por lo que es una solución de eficacia probada de cara a garantizar la tranquilidad de toda mujer que esté dispuesta a pasar por el quirófano. 
En el caso de que no haya sido necesario extirpar toda la glándula mamaria, la técnica más utilizada es la reposición de la grasa del seno extraída por grasa de la propia paciente. Para ello, es necesario que la mujer implicada en la operación tenga la suficiente grasa como para poder reestablecer el volumen perdido del seno. Esta grasa puede proceder de diversas partes del cuerpo, como los glúteos o el abdomen, y es extraída mediante una liposucción Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario