viernes, 27 de enero de 2017

Rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico

En los últimos años, los tratamientos de rejuvenecimiento facial han evolucionado tanto en los procedimientos como en su eficacia. Gracias a ello, podemos encontrar técnicas nuevas, modernas e innovadoras para combatir los signos del envejecimiento tales como las arrugas, las manchas, la flacidez, la perdida de luminosidad o cualquier otra imperfección que aparezca con la edad. Una de las grandes ventajas de la evolución de estos tratamientos es que podemos mejorar nuestro rostro sin necesidad de pasar por el quirófano. Esto es posible gracias a la utilización de sustancias naturales, nutritivas y beneficiosas tanto para la piel como para el organismo. Más allá del lifting facial con cirugía, podrás encontrar otras técnicas menos agresivas como la utilización del colágeno o del ácido hialurónico. En este post, queremos centrarnos en los tratamientos anti-edad con ácido hialurónico por su eficacia y por su resultado natural.

El ácido hialurónico es una sustancia que produce nuestro cuerpo de forma natural. Está presente en numerosos tejidos y órganos, especialmente en la piel, las articulaciones y los cartílagos. Sin embargo, con el paso del tiempo su producción se va disminuyendo provocando la reducción de volumen y contorno facial así como la aparición de arrugas. Hoy en día, se ha convertido en uno de los ingredientes más importantes dentro del mundo de la cosmética y de la belleza para combatir el envejecimiento de la piel. El principal motivo de usarlo en los tratamientos de rejuvenecimiento facial es que tiene la función de retener el agua así como de aportar hidratación y volumen. Este tipo de tratamientos tienen el objetivo de reponer esta sustancia en la piel. Para ello, se realizan infiltraciones con ácido hialurónico en aquellas zonas del rostro que queremos rejuvenecer. Normalmente, se realizan infiltraciones para suavizar y mejorar las arrugas de los labios así como las patas de gallo o las arrugas alrededor de los ojos. En algunos casos, también se utiliza para aumentar el volumen de los pómulos y mejorar el contorno labial.

Los tratamientos de rejuvenecimiento facial con ácido hialurónico tienen unos resultados naturales, de efecto inmediato y con una duración de entre 6 a 9 meses ya que dependerá del tipo de piel de cada paciente. Con respecto a la duración del tratamiento, se sitúa entre los 30 y los 60 minutos dependiendo de la zona a tratar. El rejuvenecimiento facial mediante infiltraciones con ácido hialurónico es indoloro y totalmente seguro.  

¿Estás pensando hacerte un tratamiento para combatir los signos del envejecimiento? ¿Quieres quitarte las arrugas y las líneas de expresión, pero tienes miedo del quirófano? En Clínica Granado Tiagonce te ofrecemos una solución eficaz, segura y con un resultado natural. Se trata de los tratamientos de rejuvenecimiento facial con ácido hialurónicos los cuales se realizan mediante infiltraciones por lo que no será necesario la entrada al quirófano. Pide una cita en nuestra clínica de estética y nuestros cirujanos plásticos le informarán personalmente sobre las ventajas, inconvenientes y resultados que se pueden esperar de este tratamiento.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario