viernes, 11 de noviembre de 2016

¿Qué es el Botox y cuáles son sus beneficios?

El Botox es uno de los tratamientos de belleza más solicitados en el mundo para mejorar el aspecto así como para evitar y prevenir los signos de la edad. El Botox o también llamada toxina botulínica del tipo A es una neurotoxina producida por una bacteria que tiene la capacidad de paralizar la musculatura. Gracias a esa propiedad, el Botox es utilizado como tratamiento para diferentes enfermedades. Sin embargo, su uso es más común en el sector cosmético ya que es capaz de corregir las arrugas faciales. De hecho, cada vez más personas y famosos recuren al Botox para conseguir un rostro sano y joven por más tiempo. Desde Clínica Granado Tiagonce te recordamos que es fundamental ponerse en manos de un profesional médico acreditado a la hora de realizarte este tratamiento estético. En nuestra clínica de cirugía y medicina estética contamos con el mejor equipo de profesionales quienes no solo garantizarán tu seguridad o el éxito del tratamiento sino que además de asesorarán para lograr resultados naturales.

Una de las grandes ventajas del Botox es que es un tratamiento indoloro y no quirúrgico por lo que la recuperación es mucho más rápida y sencilla. Principalmente, el Botox es utilizado para minimizar o eliminar los signos de la edad como las arrugas. Esta práctica se dio a conocer gracias a numerosos famosos, especialmente del mundo de la moda y del cine. Se aplica en las líneas de expresión más marcadas como el entrecejo, la frente, a los lados de los ojos o alrededor de los labios, entre otras zonas. El Botox actúa inhibiendo el impulso nervioso del músculo a la vez que tensa la piel. Los resultados no son definitivos y suelen durar aproximadamente entre 4 y 6 meses.

En cuanto a los resultados, una vez inyectado el Botox en la zona, se comenzará a notar los efectos a las 48 o 72 horas. Los pacientes podrán comprobar que no pueden contraer el músculo. Los resultados definitivos se conseguirán a los 7 o 10 días después de haber sido inyectado. Además de no necesitar un periodo de recuperación, el Botox no suele dejar hematomas ni inflamación ni enrojecimiento por lo que los pacientes podrán hacer vida normal después del tratamiento. Es importante recordar que este procedimiento estético solo está recomendado entre pacientes que tienen entre 30 y 65 años. Del mismo modo, podrás conseguir un rostro más dulce y joven siempre y cuando se haga un uso responsable del Botox.

¿Quieres combatir las arrugas de una forma eficaz sin entrar al quirófano? En Clínica Granado Tiagonce podrás encontrar una solución eficaz y totalmente segura: el Botox. Se trata de un tratamiento nada invasivo que tiene por objetivo tensar la musculatura facial. En nuestra clínica de estética encontrarás a los mejores profesionales quienes te asesorarán en todo momento para conseguir un rostro natural. Para más información, contacta con nosotros.



No hay comentarios:

Publicar un comentario