viernes, 9 de septiembre de 2016

¿Qué es la otoplastia?

¿Te dejas el pelo suelto para esconder tus orejas de soplillo? ¿Jamás te hacer recogidos para que la gente no pueda ver tus orejas prominentes? ¿Te dejas el pelo largo para evitar enseñar tus orejas? Las mujeres y hombres que tienen las orejas prominentes hacen todo lo posible por esconderlas o disimular de la mejor manera posible su problema. De hecho, una gran mayoría de personas que sufren este problema están realmente acomplejadas. Sin embargo, su vida puede cambiar completamente gracias a la otoplastia, una intervención estética que tiene por objetivo reposicionar las orejas de soplillo a una posición más normal, es decir, más pegadas a la cabeza. Esta cirugía también se utiliza para reducir el tamaño de las orejas grandes. Esta intervención se puede llevar a cabo en niños de entre 4 y 14 años. De esta forma, se evitará que los niños vivan acomplejados toda su vida, sobre todo en su infancia. Del mismo modo, la otoplastia se puede realizar en adultos.

Esta cirugía que tiene el objetivo de remodelar o reducir el tamaño de las orejas, logrará mejorar el aspecto de los pacientes. Además, les devolverá la confianza en sí mismos. Por tanto, no tendrán problemas a la hora de enseñar sus nuevas orejas ya que estarán en correcta simetría y en consonancia con su rostro. En cuanto a las cicatrices, la incisión se realiza por detrás de las orejas por lo que la cicatriz será completamente invisible. A través de esta incisión, el cirujano plástico tendrá que remodelar el cartílago con el objetivo de que se pliegue en los lugares adecuados. Del mismo modo, reducirá la profundidad de la concha y resecará la piel sobrante en caso de ser necesario. La otoplastia es una intervención sencilla aunque requiere un trabajo minucioso y delicado. En nuestra clínica de estética podrá conseguir los mejores resultados ya que contamos con un equipo de profesionales con tiene una gran experiencia en este tipo de intervenciones.

La otoplastia tienen una duración de entre una hora u hora y media. Asimismo, se suele utilizar anestesia local salvo si los pacientes son muy jóvenes o están muy nerviosos. Acabada la intervención, se colocará una ferulización con algodón para que las orejas se mantengan en la posición deseada. Se deberá llevar un vendaje durante los primeros días y posteriormente, se deberá utilizar una cinta de pelo (como las cintas de los tenistas) para evitar que se doblen las orejas, especialmente mientras se duerme. Las orejas estarán inflamadas las primeras semanas y poco a poco irá bajando la hinchazón.  
¿Estás acomplejado o acomplejada de tus orejas prominentes? Ven a Clínica Granado Tiagonce y buscaremos una solución a tu problema. Te explicaremos en qué consiste la otoplastia así como los resultados que podrás conseguir. Di adiós definitivamente a tu complejo y comienza a vivir la vida sin preocuparte de esconder tus orejas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario