viernes, 23 de septiembre de 2016

Da armonía a tu rostro con la mentoplastia

El mentón es una de las zonas más importantes del rostro ya que es la que aporta el balance estético a la cara. Su prominencia debe analizarse con el resto de elementos faciales, es decir, con la totalidad de la cara incluyendo nariz, labios y cuello. Algunas personas tienen el mentón muy definido y marcado. Esto quiere decir que lo tiene más sobresalido que otras personas. Para solucionar este problema y evitar que vivan acomplejados por su mentón, existe una intervención estética llamada mentoplastia. Esta cirugía plástica consiste en reducir el tamaño del mentón con el objetivo de dar forma a la mandíbula así como dar armonía al rostro. Normalmente, esta intervención se suele combinar con la rinoplastia u operación de nariz para conseguir un rostro con medidas más proporcionales entre sí. Gracias a estas dos intervenciones estéticas, se conseguirá un perfil más suave y agradable.

La operación de disminución de mentón requiere de un diagnóstico previo para saber el motivo de la barbilla prominente. Este problema se puede deber a varios factores como tejidos blandos o tejidos duros (prominencia ósea). En caso de que sea por tejidos blandos, se deberá realizar una liposucción para eliminar el exceso de grasa. Sin embargo, si se trata de tejidos duro, se deberá realizar una osteotomía para cortar el hueso. 

Además de disminuir el mentón, con la mentoplastia también se puede aumentar esta zona del rostro. Mientras unas personas tienen el mentón grande y sobresalido, otras lo tienen metido hacia dentro. En estos casos, se deberá efectuar un aumento del mentón para lograr una mayor armonía al rostro. En este caso, el objetivo es avanzar en menor o mayor medida la posición el mentón. Existen diferentes técnicas para realizarlo: infiltraciones de tejido graso o ácido hialurónico, colocar una prótesis o una osteotomía del mentón para avanzar el hueso.

Tras la intervención estética, los pacientes salen el quirófano con la zona del mentón inmovilizada. Se les pone una férula para evitar cualquier tipo de golpe en el mentón. Además, durante el primer día deberás hacer una dieta líquida para evitar mover la zona intervenida. Tampoco podrás masticar alimentos duros ni hablar demasiado durante la primera semana. En cuanto a la actividad física, no se podrá hacer deporte ni esfuerzos físicos hasta pasado un mes.


¿Quieres aumentar o reducir tu mentón? En Clínica Granado Tiagonce realizamos cirugías de mentón para dar armonía a tu rostro. Si quieres más información sobre la mentoplastia, contacta con nosotros para pedir una cita. De esta forma, podrás recibir una información mucho más personalizada de mano de nuestros cirujanos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario