viernes, 30 de septiembre de 2016

Drenaje linfático después de la liposucción

La liposucción es una intervención estética que tiene por objetivo extraer la grasa del panículo adiposo mediante una cánula y un sistema de succión. Este tipo de cirugía estética está especialmente indicada para aquellos pacientes que tras haber hecho dieta y realizado ejercicio no consiguen eliminar la grasa en algunas zonas de su cuerpo, especialmente en la zona abdominal, en los muslos o en las caderas. Los pacientes recurren a la liposucción para mejorar el contorno corporal. En el caso de las mujeres, se suele realizar en los muslos, las rodillas, las caderas y el abdomen mientras que los hombres se la realizan en el pecho, en el abdomen, en la zona lumbar y en los flancos. Tras realizar la operación estética, los pacientes deberán someterse a unas sesiones de drenaje linfático.

El drenaje linfático manual después de la liposucción consiste en realizar unos masajes suaves y específicos para conseguir los mejores resultados tras la intervención. Este tipo de tratamiento tiene por objetivo reducir la inflamación, eliminar los restos de la medicación así como de la anestesia y del suero utilizados durante la operación o favorecer la regeneración de los capilares y de los vasos linfáticos dañados tras la liposucción, entre otros beneficios. Gracias a estos masajes, los pacientes notarán menos dolores y molestias ya que les proporcionará bienestar. Además, acortará el periodo postoperatorio. El drenaje linfático mejorará el estado de la piel y además acelerará la recuperación de los tejidos.

Este tratamiento postoperatorio se deberá realizar sobre la faja de contención las primeras sesiones para evitar movilizar la piel en exceso. Posteriormente, estos masajes linfáticos se realizarán sobre la piel del paciente. Normalmente, se suelen recomendar un mínimo de 10 sesiones (dos por semana) aunque dependerá de la evolución de cada paciente. Lo ideal es  realizar una sesión diaria al comienzo y después ir reduciéndolas a dos e incluso una por semana durante los siguientes meses. Esta rehabilitación postoperatoria es importante ya que tras la liposucción se pueden dañar vasos linfáticos y también la unión de la piel con las estructuras inferiores. Por tanto, durante la primera semana es importante guardar reposo y efectuar estos masajes de una forma muy suave ya que si se mueve en exceso la piel se tendrá como resultado una piel más flácida. Desde nuestra clínica estética queremos resaltar que este tratamiento no tiene que provocar dolor ni molestias más bien debe proporcionar alivio.


En Clínica Granado Tiagonce realizamos fisioterapia postoperatoria tanto en liposucciones como en abdominoplastias o mamoplastias, entre otras intervenciones. Nuestros pacientes reciben un tratamiento personalizado ajustándonos a sus necesidades y a la intervención que se les ha realizado. Para más información, contacta con nosotros. 

viernes, 23 de septiembre de 2016

Da armonía a tu rostro con la mentoplastia

El mentón es una de las zonas más importantes del rostro ya que es la que aporta el balance estético a la cara. Su prominencia debe analizarse con el resto de elementos faciales, es decir, con la totalidad de la cara incluyendo nariz, labios y cuello. Algunas personas tienen el mentón muy definido y marcado. Esto quiere decir que lo tiene más sobresalido que otras personas. Para solucionar este problema y evitar que vivan acomplejados por su mentón, existe una intervención estética llamada mentoplastia. Esta cirugía plástica consiste en reducir el tamaño del mentón con el objetivo de dar forma a la mandíbula así como dar armonía al rostro. Normalmente, esta intervención se suele combinar con la rinoplastia u operación de nariz para conseguir un rostro con medidas más proporcionales entre sí. Gracias a estas dos intervenciones estéticas, se conseguirá un perfil más suave y agradable.

La operación de disminución de mentón requiere de un diagnóstico previo para saber el motivo de la barbilla prominente. Este problema se puede deber a varios factores como tejidos blandos o tejidos duros (prominencia ósea). En caso de que sea por tejidos blandos, se deberá realizar una liposucción para eliminar el exceso de grasa. Sin embargo, si se trata de tejidos duro, se deberá realizar una osteotomía para cortar el hueso. 

Además de disminuir el mentón, con la mentoplastia también se puede aumentar esta zona del rostro. Mientras unas personas tienen el mentón grande y sobresalido, otras lo tienen metido hacia dentro. En estos casos, se deberá efectuar un aumento del mentón para lograr una mayor armonía al rostro. En este caso, el objetivo es avanzar en menor o mayor medida la posición el mentón. Existen diferentes técnicas para realizarlo: infiltraciones de tejido graso o ácido hialurónico, colocar una prótesis o una osteotomía del mentón para avanzar el hueso.

Tras la intervención estética, los pacientes salen el quirófano con la zona del mentón inmovilizada. Se les pone una férula para evitar cualquier tipo de golpe en el mentón. Además, durante el primer día deberás hacer una dieta líquida para evitar mover la zona intervenida. Tampoco podrás masticar alimentos duros ni hablar demasiado durante la primera semana. En cuanto a la actividad física, no se podrá hacer deporte ni esfuerzos físicos hasta pasado un mes.


¿Quieres aumentar o reducir tu mentón? En Clínica Granado Tiagonce realizamos cirugías de mentón para dar armonía a tu rostro. Si quieres más información sobre la mentoplastia, contacta con nosotros para pedir una cita. De esta forma, podrás recibir una información mucho más personalizada de mano de nuestros cirujanos. 

viernes, 16 de septiembre de 2016

Mirada más joven con la blefaroplastia

¿Quieres decir adiós a las bolsas de los ojos y a los párpados caídos? ¿Te gustaría tener una mirada más joven? Ahora puedes conseguirlo gracias a la blefaroplastia, una intervención estética cuyo objetivo es mejorar el aspecto de los párpados así como eliminar las bolsas de los ojos. De esta forma, conseguirás rejuvenecer tu mirada. Esta cirugía plástica está indicada tanto para hombres como para mujeres jóvenes de entre 30 y 50 años aproximadamente. Normalmente, las personas que se suelen someter a esta cirugía de párpados son aquellos que sufren un exceso de piel y por tanto, no pueden ver bien, un exceso de grasa en el párpado superior que reduce la visión, tener bolsas y ojeras en el párpado inferior, tener un exceso de piel y arrugas finas en el párpado inferior, tener un aspecto cansado y aparentar más años de los que se tiene.

La blefaroplastia consiste en eliminar el exceso de piel presente en los párpados y tensar el músculo orbicular. Para ello, el cirujano plástico realizará unas incisiones en la piel de los párpados. A continuación, se extrae la grasa para eliminar las bolsas de los ojos. Por último, las incisiones se cerrarán con suturas muy finas que cicatrizan perfectamente. A los tres meses de la intervención, las cicatrices serán prácticamente invisibles. Esta intervención suele durar una hora aproximadamente. Tras la cirugía de parpados, se suele aplicar una pomada oftálmica así como unos apósitos con suero fisiológico frio para aliviar el dolor y bajar la inflamación. Durante las primeras semanas, se podrá tener lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz  o cambios en la agudeza visual (desaparecerán al poco tiempo).   

Esta operación estética no requiere de ingreso. Como ya hemos dicho anteriormente, la intervención dura una hora y después, el paciente deberá permanecer otra hora más para ver como evoluciona y se recupera. Normalmente, se suele utilizar anestesia local y sedación. Del mismo modo, recordamos que el paciente intervenido deberá estar acompañado al menos las primeras 48 horas y no podrá conducir bajo ningún concepto. Otros consejos importantes tras la intervención serán: se deberá dormir con la cabeza elevada, se deberá realizar unas sesiones de drenaje linfático para acelerar la recuperación y por último, durante el primer mes será norma que se inflame la zona de las bolsas por la mañana aunque desaparecerá a lo largo del día.

Si quieres eliminar el exceso de grasa y piel de los párpados, contacta con nosotros y te informaremos personalmente sobre la blefaroplastia. Gracias a esta intervención, conseguirás una mirada brillante, natural y joven. En Clínica Granado Tiagonce encontrarás a los mejores profesionales quienes te asesorarán en todo momento para conseguir los mejores resultados. 

viernes, 9 de septiembre de 2016

¿Qué es la otoplastia?

¿Te dejas el pelo suelto para esconder tus orejas de soplillo? ¿Jamás te hacer recogidos para que la gente no pueda ver tus orejas prominentes? ¿Te dejas el pelo largo para evitar enseñar tus orejas? Las mujeres y hombres que tienen las orejas prominentes hacen todo lo posible por esconderlas o disimular de la mejor manera posible su problema. De hecho, una gran mayoría de personas que sufren este problema están realmente acomplejadas. Sin embargo, su vida puede cambiar completamente gracias a la otoplastia, una intervención estética que tiene por objetivo reposicionar las orejas de soplillo a una posición más normal, es decir, más pegadas a la cabeza. Esta cirugía también se utiliza para reducir el tamaño de las orejas grandes. Esta intervención se puede llevar a cabo en niños de entre 4 y 14 años. De esta forma, se evitará que los niños vivan acomplejados toda su vida, sobre todo en su infancia. Del mismo modo, la otoplastia se puede realizar en adultos.

Esta cirugía que tiene el objetivo de remodelar o reducir el tamaño de las orejas, logrará mejorar el aspecto de los pacientes. Además, les devolverá la confianza en sí mismos. Por tanto, no tendrán problemas a la hora de enseñar sus nuevas orejas ya que estarán en correcta simetría y en consonancia con su rostro. En cuanto a las cicatrices, la incisión se realiza por detrás de las orejas por lo que la cicatriz será completamente invisible. A través de esta incisión, el cirujano plástico tendrá que remodelar el cartílago con el objetivo de que se pliegue en los lugares adecuados. Del mismo modo, reducirá la profundidad de la concha y resecará la piel sobrante en caso de ser necesario. La otoplastia es una intervención sencilla aunque requiere un trabajo minucioso y delicado. En nuestra clínica de estética podrá conseguir los mejores resultados ya que contamos con un equipo de profesionales con tiene una gran experiencia en este tipo de intervenciones.

La otoplastia tienen una duración de entre una hora u hora y media. Asimismo, se suele utilizar anestesia local salvo si los pacientes son muy jóvenes o están muy nerviosos. Acabada la intervención, se colocará una ferulización con algodón para que las orejas se mantengan en la posición deseada. Se deberá llevar un vendaje durante los primeros días y posteriormente, se deberá utilizar una cinta de pelo (como las cintas de los tenistas) para evitar que se doblen las orejas, especialmente mientras se duerme. Las orejas estarán inflamadas las primeras semanas y poco a poco irá bajando la hinchazón.  
¿Estás acomplejado o acomplejada de tus orejas prominentes? Ven a Clínica Granado Tiagonce y buscaremos una solución a tu problema. Te explicaremos en qué consiste la otoplastia así como los resultados que podrás conseguir. Di adiós definitivamente a tu complejo y comienza a vivir la vida sin preocuparte de esconder tus orejas.