martes, 2 de agosto de 2016

Cirugía de pómulos o Pomuloplastia

La pomuloplastia es una operación estética que proporciona sorprendentes resultados ya que no solo rejuvenecerá el rostro sino que además mejorará el aspecto. Este tipo de intervención está especialmente indicada para aquellas personas que tienen el rostro plano o que con el paso de los años, los pómulos se han caído. El principal objetivo es realzar las mejillas y para ello, se suelen utilizar o bien implantes artificiales o bien injertos de grasa. Aunque no es una de las cirugías más demandadas, normalmente los pacientes que suelen realizarse una pomuloplastia la combinan con otras cirugías faciales tales como retocar el mentón o la nariz, entre otras opciones.
El aumento de los pómulos es una intervención sencilla que tiene pocas complicaciones. Asimismo, de cara al paciente es una intervención más gratificante tanto por su coste económico como por el tiempo invertido ya que es realmente bajo. La operación consiste en que el cirujano plástico cree unos bolsillos con una incisión pequeña por dentro de la boca del paciente justo en la zona entre la encía y el labio superior. Una vez realizada la incisión, el doctor introducirá los implantes o la grasa consiguiendo que las mejillas resalten de manera natural. En caso de decantarse por la grasa en lugar de las prótesis artificiales, desde Clínica Granado Tiagonce queremos explicarte que esa grasa se suele coger de aquellas zonas donde existe mayor acumulación como puede ser la zona del abdomen o de la cadera. Una vez que se retira la grasa de esa área, se procederá a depurar la sangre y posteriormente, se infiltrará en la zona de los pómulos.
Al realizar la incisión en el interior de la boca, las cicatrices serán prácticamente invisibles. Asimismo, para este tipo de cirugía facial se suele utilizar anestesia local por lo que la recuperación es mucho más rápida que en aquellos casos donde se debe poner anestesia general. Otros aspectos que hay que tener en cuenta en el postoperatorio son: es importante dormir de forma inclinada para reducir la hinchazón y para ello, deberemos utilizar almohadas. Del mismo modo, deberás realizar una dieta blanda al menos la primera semana ya que tendrás la zona dolorida (te molestará al morder), no podrás realizar ejercicio físico los primeros días, protégete del sol durante la recuperación y por último, es fundamental estar tranquila y relajada. Evita el estrés.
La pomuloplastia proporcionará múltiples ventajas a aquellas personas que tienen los pómulos caídos o el rostro plano ya que entre sus beneficios se encuentra el equilibrio del rostro así como una mejora en el contorno facial. También ayuda a mejorar la imagen física por lo que puede ser una solución totalmente eficaz para aquellas personas que no están a gusto o que odian sus pómulos. Otro de los resultados es que conseguirás un perfil más estilizado y atractivo por lo que lograrás aumentar tu confianza.
Si quieres rejuvenecer tu rostro o quieres eliminar algún defecto en tus pómulos provocado por alguna lesión o por nacimiento, en Clínica Granado Tiagonce encontrarás a los mejores profesionales quienes te asesorarán en todo momento para conseguir unos pómulos atractivos y naturales que vayan en simetría con tu rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario