miércoles, 10 de agosto de 2016

Aumenta tus glúteos con una gluteoplastia

La gluteoplastia es uno de las cirugías estéticas más demanda actualmente con el objetivo de conseguir un aumento o una elevación de los glúteos. Este tipo de intervención se puede hacer o bien mediante implantes o bien mediante inyecciones de grasa propias. Este aumento por tener unos glúteos perfectos se debe a que cada vez más mujeres desean tener las nalgas de Jennifer López y de otras famosas. Sin embargo, otras pacientes acuden a la gluteoplastia debido a que no están satisfechas con esa parte de su cuerpo. Los principales motivos suelen ser la flacidez, el paso del tiempo, poco volumen o la distribución de la grasa, entre otros factores, produciendo un aspecto poco estético. Una de las grandes ventajas de este tipo de intervención es que se adaptará a tus necesidades y deseos ya que no solo sirve para aumentar el glúteo sino que también hay operación estéticas de nalgas que tienen como función elevar o reducir el volumen el glúteo.  

En este post nos centraremos a hablar sobre el aumento o la elevación de glúteos para conocer mejor este tipo de intervención quirúrgica. En primer lugar, deberás saber que la forma de las nalgas tiene que ver con factores hereditarios así como con la constitución corporal de cada uno. Del mismo modo, los músculos de los glúteos así como la grasa y la piel sufrirán constante cambios a lo largo de la vida (subidas o pérdidas de peso, los embarazos, la edad, el paso del tiempo,…) lo que producirá flacidez así como la caída del glúteo. Sin embargo, con dieta, ejercicio y la cirugía plástica se pueden obtener espectaculares resultados. Como hemos dicho anteriormente, la elevación de los glúteos se puede realizar o bien poniendo unas prótesis (generalmente de silicona) o bien poniendo unos injertos de grasa propia. La cicatriz será imperceptible ya que se realiza a nivel del pliegue inferior de los glúteos.  

Antes de realizar la intervención estética, es esencial que la paciente acuda a nuestros cirujanos para que valoren no solo su idea sino su silueta corporal de forma que se obtengan resultados que vayan en armonía. Deberán observar la zona lumbar así como las caderas y la parte superior de los muslos. Otro aspecto importante es valorar tanto la calidad como la textura de la piel. En función de todo ello, el cirujano recomendará o bien realizar la gluteoplastia con prótesis o con inyección de grasa. La prótesis se suele poner cuando los glúteos son planos y están poco desarrollados. Este tipo de implante suele ser mucho más resistentes que los que utilizan en las mamas por lo que podrás andar, correr, saltar o sentarte sin preocupación. En el caso de la inyección de grasa, se inyecta grasa del propio cuerpo para el levantamiento de glúteos ofreciendo un resultado más natural. Está especialmente indicada para las persona que quieran aumentar sus glúteos, pero no desean ponerse implantes de silicona. Una de las grandes ventajas es que se facilitará el modelado de los glúteos.
¿Quieres aumentar o levantar tus glúteos para mejorar tu aspecto? En Clínica Granado Tiagonce realizamos este tipo de operaciones de la mano de los mejores cirujanos estéticos quienes te ayudarán a elegir la opción que mejor se ajusta a tus deseos. Pide una cita con nosotros para que nuestros profesionales puedan informarte personalmente sobre este tipo de intervención. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario