jueves, 4 de agosto de 2016

Armoniza tu rostro con la rinoplastia

¿Quién no ha pensado alguna vez en operarse la nariz porque cree que es demasiado grande y ancha? Sin duda, la nariz es uno de los elementos fundamentales de la cara para la configuración de la imagen. De hecho, es esencial que esté proporcionada y en armonía con el resto del rostro. En caso de que esté desproporcionada, llamará la atención aunque también puede destacar por ser demasiado grande o pequeña, por ser ancha o estrecha o simplemente por estar caída o demasiado levantada, entre otros motivos. Esto rasgos pueden hacer que más de un hombre o mujer se sientan verdaderamente acomplejados por su nariz. Si te sientes identificado con estos sentimientos o tu nariz tiene un aspecto desproporcionado en relación a tu rostro, puedes ponerle solución gracias a la rinoplastia, una operación estética que tiene como objetivo fundamental corregir aquellos aspectos que afean tu nariz ya sea porque sea demasiado grande o simplemente porque no esté en armonía con el resto del rostro.

La rinoplastia es una intervención que normalmente se suelen realizar aquellas personas que tienen ciertos defectos en su nariz y que quieren corregir no solo para que deje de llamar la atención sino para que esté en armonía con el resto de elementos de la cara. Sin embargo, hay personas que deben realizarse esta operación estética debido a que tienen desviaciones u obstrucciones en su tabique nasal que les impiden respirar de forma correcta. En este caso, la intervención tendrá por objetivo reparar el tabique nasal de forma que puedan respirar y permitir el paso del aire sin dificultad alguna. Esta intervención se conoce como septoplastia y su realización puede mejorar el aspecto externo de la nariz.

A diferencia de otras intervenciones, la rinoplastia es una de las operaciones estéticas más complicadas que existen. Por ello, desde Clínica Granado Tiagonce te recordamos que esté tipo de operación deberá ser realizada por un gran profesionales como los que podrás encontrar en nuestra clínica. Nuestros cirujanos no solo son grandes profesionales sino que además previamente te asesorarán personalmente sobre los retoques o modificaciones que deberás realizarte en la zona de la nariz de forma que consigas unos resultados naturales que vayan en armonía con tu cara. En nuestra clínica de operación estética te garantizamos la máxima seguridad así como los mejores resultados.

Con respecto al postoperatorio, tras la intervención quirúrgica se suelen introducir unos tapones en la nariz mientras que en el dorso se colocaran unos esparadrapos y una férula. Aunque a simple vista pueda parecer doloroso, no lo es en absoluto. La mayoría de pacientes describen la situación como molesta así como una sensación de tensión tanto en la cara como en la zona de los ojos. Normalmente, estas molestias desaparecen gracias a los analgésicos. Otras recomendaciones básicas que se suelen hacer tras la operación de nariz son:
  • Evitar bajar la cabeza y dormir con el cabecero elevado con la ayuda de las almohadas.
  • Al estar taponada la nariz, deberás respirar por la boca.
  • No podrás sonarte a nariz. Por ello, deberás utilizar suero salino en las fosas nasales ya que te ayudarán a eliminar toda la suciedad.
  • No podrás mojar ni quitar la férula. Del mismo modo, una vez quitada la escayola deberás evitar el deporte durante 4 semanas ya que existe un alto riesgo de que te goleen.

La rinoplastia suele ser solicitada por jóvenes de entre 16 y 40 años por motivos estéticos aunque también acuden personas mayores de los 40 debido a que con el paso del tiempo se produce a caída de la punta nasal. En caso que quieras darle un aspecto más armonioso a tu rosto, pide una cita en Clínica Granado Tiagonce y nuestros cirujanos te asesorarán personalmente para conseguir los mejores resultados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario