lunes, 7 de septiembre de 2015

Afrontar el Complejo de Dumbo es posible

Afrontar el complejo de Dumbo es posible en la actualidad, sin necesidad de enfrentar a nuestro hijo a largas y grandes intervenciones. ¿Quieres aliviarle el sufrimiento? Sigue leyendo.


La vuelta al cole supone el origen de la rutina. Nuestros hijos retornan al colegio y con él, vuelven los traumas y los problemas asociados a las burlas de muchos de sus compañeros.

El complejo de Dumbo también conocido como orejas de soplillo, es un problema bastante extendido en la población infantil y que llega a suponer graves secuelas psicológicas para aquellos niños que lo padecen.

Hay que tener en cuenta que las niñas salen mejor paradas ante el complejo de Dumbo, ya que ellas cuentan con diademas o cintas para el pelo que pueden utilizar para tapar su pabellón auricular, y evitar las molestias estéticas que se derivan.

El problema, sucede cuando el aspecto de la oreja es caído y recuerda al aspecto de un elefante (de ahí el nombre de rumbo). Los niños pueden llegar a ser extremadamente crueles provocando la risa de sus compañeros y generando ansiedad y estrés en el pequeño.

No dejes que la vuelta al cole se convierta en un viaje tortuoso para tu hijo y deja de lado los miedos y los problemas que tanto le hacen padecer durante la etapa escolar.

En nuestra clínica intervenimos a decenas de niños con problemas de orejas de soplillo, devolviéndole su autoestima y felicidad al sentirse satisfechos con su aspecto físico. ¡Di no al Complejo de Dumbo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario