lunes, 8 de junio de 2015

Preoperatorio de una operación de estética

¿Tienes dudas acerca del preoperatorio de una operación de estética? Presta mucha atención a sus características.

A la hora de someternos a una intervención quirúrgica, es muy importante, conocer el tipo de anestesia al que vamos a ser sometida, ya que ésta es una parte fundamental a la hora de preparar una intervención. Nuestro cirujano médico nos orienta sobre ello.





Por un  lado existe la anestesia local aplicada de forma tópica o bien inyectable,  que funciona única y exclusivamente en la zona a tratar.

Se suele aplicar mediante cremas anestesicas como Emla o bien inyectables sencillos. Es una anestesia ligera, que se utiliza para disminuir el dolor en zonas a tratar con infiltraciones, peelings o pequeños retoques. En ocasiones pueden producir algo de sequedad o picor en la piel, pero nada grave.

Para intervenciones un poquito más complicadas, se puede utilizar esta anestesia local ayudada de un poco de sedación; en ocasiones mediante un valium por vena es suficiente, o bien se requiere de algo un poquito más fuerte..

Con sedaciones un poquito más fuertes, puedes llegar a sentir alguna pequeña naúsea o mareo. Se recomienda no conducir las 24 horas siguientes a una sedación.

Otro tipo de anestesia es la parcial, donde la inyección de anestesia elimina la sensibilidad en toda una zona a tratar.

Bloquea todo un grupo de nervios, por lo tanto el dolor no llega  al cerebro y no lo sentimos. Uno de los ejemplos más típicos de esta anestesia, es la epidural para los partos. La zona anestesiada queda totalmente inmóvil hasta que desaparece el efecto. Se puede llegar a sentir temblor, frío, algo de hormigueo y/o hinchazon en la zona, todo esto pasajero.

Por último la anestesia general, en la que se suministra al paciente un cóctel de drogas, que le hacen permanecer inconsciente durante algún tiempo. En la mayoria de los casos es administrada via inhalación y puede controlarse mediante un tubo en la garganta. Solamente puede estar administrada por un médico anestesista, y en un hospital con las consiguientes medidas de seguridad.

Te despiertas sintiendo que has tenido un largo sueño, y en ocasiones con la garganta un poco seca. Cuando te despiertas puedes sentir naúseas, escalofríos y dolor de cabeza.

Algunos pacientes tras recibir una anestesia general, sienten su piel más seca. Es importante tras recibir este tipo de anestesia, rehidratar la piel durante las 24 horas siguientes.

Si tienes alguna duda más sobre el preoperatorio de una operación de estética, consúltanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario